Recorte preventivo al Gasto Público en 2016

image

El 17 de febrero pasado, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, en reunión conjunta con el Gobernador del Banco de México, dio a conocer un recorte al Gasto Público para 2016, por un monto de 132.3 mil millones de pesos, cifra equivalente al 0.7% del PIB.

De acuerdo a la información proporcionada, el ajuste tiene dos componentes básicos:

  • Una reducción al presupuesto de PEMEX por 100,000 millones de pesos (el cual será propuesto por la Dirección a su Consejo de Administración); y
  • Una reducción de 32,301.8 millones de pesos a 62 Programas Presupuestarios de diversas Dependencias y Entidades del Gobierno Federal. 

Del ajuste total, el recorte a PEMEX equivale al 75.6% del ajuste total. Por lo que se refiere al aplicable a las demás Dependencias y Entidades del Gobierno Federal, de acuerdo a lo comentado por la autoridad hacendaria, no afectará las áreas de seguridad, ni los programas de la Secretaría de Desarrollo Social.

Esta decisión, la cual se tomó “…para hacer frente al deterioro del entorno global”, evitará que el Gobierno Federal recurra a un mayor  endeudamiento, dada la baja esperada en los ingresos públicos, en especial de los provenientes del petróleo, motivada por la caída que éstos han sufrido en los meses recientes.

Es importante señalar que el ajuste se considera preventivo, ya que para 2016 existen coberturas petroleras que protegen el nivel de ingresos presupuestales.  Sin embargo, ante la volatilidad de los mercados financieros, es conveniente tomar medidas a futuro, ya que la perspectiva de la economía mundial y la recuperación de los precios del crudo no se observa favorable, al menos en una perspectiva de corto plazo.

En las dependencias del Gobierno Federal, la reducción se concentra en el gasto corriente (60% del total). La SCT es la Dependencia más afectada por el recorte, con un total de 12,254.2 millones (38.3% del total); le sigue la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales con 4,113 millones (12.7%); en tercer lugar la SEP con 3,660.2 millones (11.3%); y en cuarto la SAGARPA con 3,000 millones (9.3%). Estas cuatro Dependencias y sus Programas, concentran 70% del recorte presupuestal.

El recorte al gasto, que es una medida de Política Fiscal1, fue acompañado de otra, anunciada por el Banco de México. Esta última es una medida de Política Monetaria. Las acciones tomadas fueron las siguientes2:

  • Suspensión de las subastas de venta de dólares, aunque no se descarta una  intervención de carácter discrecional,
  • Incremento en 50 puntos base a la tasa objetivo, con lo que se ubica en 3.75%.

Como medidas de Política Monetaria, ambas tienen como objetivo la defensa de la  moneda nacional ante eventos de carácter especulativo que lleven a salidas masivas de capital, ya que al incrementar las tasas de interés, los instrumentos de inversión nacionales se vuelven más competitivos en los mercados financieros.



Ahora bien, ¿cuál es ese entorno global y cómo se observa?

El Fondo Monetario Internacional, en su documento de “Perspectivas de la Economía Mundial” del mes de octubre de 2015, proyectaba una tasa de crecimiento del Producto Mundial de 3.6% para 2016, superior al 3.4% alcanzado en 2014 y a 3.1% esperado en 2015.

En ese contexto, la expectativa era que las economías avanzadas mantuvieran su lenta, pero constante recuperación, mientras que las economías de mercados emergentes, presentaban expectativas irregulares.

En enero de 2016, al actualizar el documento de referencia, el FMI proyecta una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía mundial a 3.4% para este año, 0.2% menor al determinado en octubre pasado.

En ese nuevo escenario, las economías avanzadas crecerían 2.1% en 2016 (0.1% menor respecto de la proyección de octubre de 2015) y las economías de mercados emergentes a 4.3% (0.2% menor a la proyección anterior), derivado, entre otros factores, de los que a continuación se mencionan:

    • Desaceleración económica de China más drástica de lo esperado. Considerando que China es la segunda economía del mundo, por el tamaño de su producción y ritmo de crecimiento, seguramente puede provocar un efecto contagio a nivel internacional por la vía del comercio. Su expectativa de crecimiento para 2016 pasa de 6.3% a 6%, es decir, 0.3% menor al esperado.
    • Baja en los precios de las materias primas. Lo anterior afectará la delicada situación de los países exportadores de este tipo de bienes. El caso del petróleo, dada su relevancia como energético y su peso en el comercio mundial, merece una especial mención, ya que las economías de varios países dependen de su explotación y exportación.

Cabe recordar que en el año 2000, el precio promedio en dólares por barril (WTI) era de 30.31, precio que llegó a 124.10 en el segundo trimestre de 2008.  En ese período, la mezcla mexicana alcanzó los 104.73 dólares por barril, mientras que al cierre de 2015 ambos habían caído a niveles de 43.04 y 35.81, respectivamente. Esta situación parece irreversible, al menos en el corto plazo.
Para las Finanzas Públicas Mexicanas este ha sido un duro golpe, ya que dependen 30%, aproximadamente, de los ingresos petroleros. En cambio, en materia de exportaciones, si bien son importantes las petroleras, éstas representaron en 2015 el 8.9% de las exportaciones totales.

    • La fortaleza del dólar, resultado de la recuperación de la economía estadounidense, de la estabilidad de precios que ha alcanzado (del orden del 2% anual) y como consecuencia, de la normalización de su política monetaria,  podría afectar la competitividad de sus productos, particularmente las manufacturas.

La información y acontecimientos recientes en los mercados financieros y en el ritmo de crecimiento de la economía mundial, tornan “incierta” la recuperación económica de los Estados Unidos, lo que podría incidir en el ritmo de aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. Todo haría prever que el próximo aumento de su tasa de referencia será pospuesta.
El FMI recortó la expectativa de crecimiento de esa economía a 2.6% (de 2.8% en octubre pasado) cifra que mantiene para 2017 y si bien los precios del petróleo pueden favorecer a las empresas en materia de costos, por otro lado inhiben nuevas inversiones en el sector.

Por otro lado y de acuerdo a las mismas perspectivas, la economía japonesa, aunque mantiene su ritmo de crecimiento de 1% en 2016, se desacelerará en 2017.

    • Las tensiones geopolíticas en diversas regiones del mundo, que perturban los flujos del comercio mundial, del turismo, generan inestabilidad en los mercados financieros y han provocado grandes oleadas de emigrantes, particularmente en Europa.  Al respecto, cabe advertir que el FMI estima una ligera recuperación (pasa de 1.6 a 1.7%), lo que aún se considera bajo en términos de su potencial de crecimiento.

Economía Mundial
Tasa de Crecimiento (%)

 

2015

2016

Proyectado
2017

Proyectado: octubre de 2015

Proyectado: enero de 2016

Producto Mundial

3.1

3.6

3.4

3.6

Economías Avanzadas

2.0

2.2

2.1

2.1

   EEUU

2.6

2.8

2.6

2.6

   Zona Euro

1.5

1.6

1.7

1.7

   Japón

0.6

1.0

1.0

0.3

Economías Emergentes

4.0

4.5

4.3

4.7

   Brasil

-3.0

-1.0

-3.5

0.0

   Rusia

-3.8

-0.6

-1.0

1.0

   India

7.3

7.5

7.5

7.5

   China

6.9

6.3

6.3

6.0

   México

2.5

2.8

2.6

2.9

Fuente: Fondo Monetario Internacional. 

México, que por el tamaño de su producto, es la décima economía del mundo, ampliamente globalizada, no puede ser ajena a lo que pasa en el escenario internacional, por lo que deben tomarse previsiones. 

Las  medidas enunciadas deben verse como parte de una política pública más amplia, particularmente en materia de gasto público, además de otras que fortalezcan el mercado interno, en un contexto en el cual los mercados externos, ante la desaceleración, dejarán de ser la opción más sencilla.



1 En economía, la Política Fiscal se puede definir como el uso del gasto, el ingreso y la deuda pública, para influir en el comportamiento de la actividad económica. Los tres principales instrumentos de la política fiscal son el Gasto Público, los Ingresos Públicos y la Deuda Pública.  Los cambios en el nivel y en la composición de éstos, puede influir en la demanda agregada, en la distribución de los ingresos y como resultado en la actividad económica. Hay tres posibles alternativas de ajuste: Expansiva (aumento del gasto público), Contractiva (se produce cuando el gasto del gobierno se reduce) y Neutral (implica un presupuesto equilibrado).

2 Los dos objetivos básicos de un Banco Central son lograr la estabilidad macroeconómica y mantener la estabilidad financiera, que en pocas palabras significa que la política monetaria consiste en influir en las tasas de interés.